tweets


LA NAVIDAD EN SAN PEDRO APOSTOL VIVIDA POR UNA FAMILIA DEL COLEGIO

Vereís, hace unos días, el 23 de diciembre, me acerqué a ver al peque al cole.
Aquello era un hervidero de emociones, de risas y colores...y ¿cómo no?, de villancicos también.

El peque estaba rodeado de sus compañeros de clase y cuando sonaron las panderetas, ¡ooohhh, su sonrisa iluminó unas veinte mil leguas de viaje submarino -o más- y me llegó!.

Entonces recordé cuando mi carita lucía igual que la de él porque....


Para ese instante, os dejo hoy esta magia volcada en diferentes emociones y lenguajes.



 ( Esta historia y muchas más las podéis encontrar en http://4pmenos.blogspot.com.es/)